Steve Bercu: “El libro de papel no va a desaparecer”

ENTREVISTA: El librero Steve Bercu, presidente saliente de la American Booksellers Association (ABA – Asociación de Libreros Americanos) estuvo presente en la Universidad Nacional de Rosario para brindar un curso de formación a libreros universitarios e independientes organizada por la Red de Editoriales Universitarias Nacionales (REUN) junto a la UNR Editora, dependiente de la Secretaría de Extensión Universitaria. Allí entre conceptos y experiencias dejó un par de consideraciones importantes en cuanto al mercado, la venta de libros, el comportamiento de los consumidores y el rol de políticas de compra local para el desarrollo de los negocios independientes.

-¿De qué cosas vino a charlar con los libreros argentinos?

Fundamentalmente vine a tratar de explicar cómo funciona el mercado de libros en los Estados Unidos; porque nuestra realidad es muy diferente a la que ustedes viven, con precios fijos y consignación de las editoriales. En la actualidad en los Estados Unidos tenemos una realidad en donde el grupo de libreros independientes debemos luchar por mantener nuestro lugar en las comunidades en dónde estamos y en las que debemos competir en un sector manejado por grandes cadenas de editoriales.

-¿Cuáles son las diferencias notorias entre ambas realidades?

El apoyo del gobierno argentino es fundamental y el valor cultural que ponen en libros también. Ponen énfasis en esta parte de la cultura nacional que en verdad no tenemos en los Estados Unidos en donde hay un mercado abierto y libre pero de una manera que no otorga apoyo a cuestiones culturales como la literatura; no dinamiza el leer ni el desarrollo de las librerías.

-A pesar de eso usted como presidente de ASA logró aumentar el índice de ventas de las librerías.

Iniciamos un camino difícil con la recesión de 2008 pero con la mejora de la economía general en 2010 y haciendo hincapié en una campaña que ya la instrumentamos desde 2002 en donde se da valor en que la población pueda comprar sus productos en tiendas con dueños locales y no solamente librerías; sino diversos negocios de distintas ramas de su comunidad logramos mejorara de a poco. Este movimiento ha tenido éxito y si bien no es total, es un gran esfuerzo que ha generado un cambio de comportamiento de los clientes y consumidores en donde cada vez más la población busca un negocio con dueño local para hacer sus compras, esto cambia toda la venta al por menor de todo el país. De esta manera el comerciante no necesita captar todo el mercado sino un porcentaje del mismo para aumentar las ventas.

-Este “movimiento” como lo llaman fue generador de instituciones.

Así es, este movimiento ha tenido éxito y desde ese momento fundamos la Alianza de Negocios Independientes de Austin, mi ciudad, que se convirtió en la segunda alianza en los EEUU y hoy ya tenemos más de doscientas.

-Lograron un verdadero cambio en las costumbres de los consumidores.

Si ya que todo el país habla de comprar localmente pero no solamente eso hasta se pueden ver campañas de mega grandes empresas como hipermercados como el caso de Walmart que hoy tiene el slogan de “Compra en tu Walmart local”; que es algo ridículo porque todo el mundo sabe que esta cadena de ventas no tiene que ver con lo local, con su vecindario o con su comunidad; pero ellos también quieren hoy ser local.

-Y este movimiento es un concepto de venta del que no se separan.

Trabajamos todo el tiempo en él; por ejemplo con marketing tratando de mantener nuestra posición en el centro de la ciudad. Todos mis esfuerzos están alrededor de este tema: ver como puedo transformar mi tienda en el centro de mi ciudad; y lo hago con diferentes eventos tratando de atraer gente para que goce del lugar y puedan entrar y ver lo que tenemos para ofrecerles y cuando llegue el día en que ellos deseen comprar un libro, seguramente, van a regresar y comprarlos en mi tienda.

-¿Cómo considera el avance del libro digital en la industria cultural del libro?

Fue un golpe la llegada del libro digital, pero durante los últimos años ha cambiado un poco esta dinámica. Al comienzo el mundo digital era un temblor, todo el mundo tenía miedo ya que se pensaba que iban a captar todo el mercado y que se terminarían los libros en papel, pero eso no es lo que hemos visto. Sí hubo un aumento enorme durante varios años, casi ocho podríamos decir, pero durante los últimos dos años el porcentaje del mercado ha bajado pero en índices que nos permiten pensar que no va a desaparecer el libro como todos los conocemos, si posiblemente la idea es ir hacia libros de bolsillo como se los llaman. Si bien vamos a tener muchos libros electrónicos, no van a destruir el mercado ya que las editoriales han visto como en los últimos años se ha incrementado la venta de libros físicos.